Las hay de pared, de suelo, rectangulares, cuadradas, triángulares, rústicas, metálicas, de madera, de colores… Elegir bien el tipo de estantería es tan importante como elegir bien donde y cómo colocarlas.

Bellerin_estanterias_2

Son ideales para llenar un espacio vacío y pueden ser el complemento perfecto de cualquier estancia de la casa: salón, estudio, habitación e incluso cuarto de baño.

Bellerin_estanterias_3

Centrándonos en el salón, la estancia estrella de cualquier hogar, la elección de una estantería es ideal para separar los ambientes aprovechando las paredes que quedan libres para colocarlas. Si el espacio es pequeño colocar estanterías de pared cuadradas de forma geométrica como elemento separador provoca un efecto muy favorecedor, separa los ambientes sin restar amplitud. Si dispones de un salón con bastantes metros cuadrados, una estantería de suelo grande divide la estancia en dos espacios claramente diferenciados: el salón y el comedor. Además, es un recurso perfecto para exponer aquello elementos retros o antiguos que has logrado conservar y que ahora están tan de moda: cámaras de fotos, tocadiscos, máquinas de coser o escribir.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR