El estilo colonial se caracteriza por la fusión de los muebles clásicos de la antigua Europa con detalles y maderas tropicales procedentes de las antiguas colonias. Es un estilo que ha perdurado en el tiempo y hoy en día, después de siglos, sigue estando muy presente. Hay tendencias que van y vienen cada cierto tiempo… Y algunas que siempre están presentes, en mayor o menor medida. Una de esas tendencias, uno de estos estilos que nunca pasan de moda es el colonial, ello se debe principalmente a la calidez y paz que desprende.

 

A continuación os dejamos algunas claves para que le deis ese toque diferente y particular tan característico del estilo colonial.

 

Tanto en los colores como en los materiales elegidos debemos buscar sensación de naturalidad. Para ello, en el caso de los colores, tiraremos por los tonos tierra, marrones o rojizos sobre una base de colores neutros como el blanco, el gris o el beige.

bellerin-estilo-colonial-2

El material principal y casi absoluto es la madera; puedes optar por maderas exóticas como la de iroko, mindi, teca o wengué para darle un toque muy personal a tu interiorismo. La piedra, el acero, la forja o el vidrio templado son materiales perfectos para acompañarla, pero insistimos, la madera es la gran protagonista.

 

Y como acompañantes decorativos los más adecuados son el bambú, el mimbre o el ratán.

 

En cuanto a los materiales debemos buscar tejidos que evoquen naturalidad. El lino o el algodón son dos tejidos que no pueden faltar. Estas fibras naturales le aportan frescura al hogar, además de una sensación muy agradable al tacto.  La rafia también puede ser una buena elección.

bellerin-estilo-colonial-3

Y por supuesto como actor secundario pero clave para tener un estilo colonial 100%, están las plantas. Las posibilidades son muy amplias: desde plantas tropicales adaptadas a interiores, como las clásicas colgantes o trepadoras, hasta piezas que exigen escasos cuidados, como ramas o varas naturales o cañas de bambú. También las flores de papel dan mucho juego, e incluso ejemplares de bonsáis. Cualquier opción es válida, es cuestión de gustos.

 

Animaros y atreveros en casa, os aseguramos que no os vais a arrepentir.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR